TIPOS DE CONTRATO

 

Existen varios tipos de modalidades de contratación, pero ha sido en el 2014, cuando han comenzado las novedades con respecto a la agrupación de los tipos de contratación, agrupándose en cuatro grandes grupos como son:

 

  • Contratos indefinidos: son aquellos contratos de trabajo que se realizan sin establecer límite de tiempo en la prestación de servicios en lo que se refiere a la duración del contrato.
  • Contratos temporales: entre todos los tipos de contratos de trabajo existentes, los temporales son los más adecuados cuando se tiene que contratar a un trabajador para un trabajo concreto o un tiempo determinado.
  • Contratos de prácticas: tiene como finalidad la práctica profesional de los trabajadores adecuada a su nivel de estudios. La duración es de 6 meses hasta 2 años y podrá ser tanto por jornada parcial como por jornada completa.
  • Contratos de formación y aprendizaje: el objeto de estos contratos es fomentar la inserción laboral y formación de los jóvenes, ya que uno de sus requisitos indispensables es ser menor de 25 años (o menores de 30 años mientras la tasa de desempleo sea superior al 15%) y que no tenga la cualificación necesaria para optar por un contrato de prácticas. El gran atractivo de este tipo de contratación es la bonificación tanto de la cuota empresarial de la Seguridad Social como la cuota del trabajador, que se encuentran bonificadas al 100%.

Consúltenos gratuitamente.